Portazo – Ni una ni ninguna

Portazo – Ni una ni ninguna icon —No quiero escucharte —indignada, desde el quicio de la puerta, no me podía creer que se hubiera presentado en mi casa—. ¿Pero tú de qué vas? Te dije que no quería volver a verte. Lárgate. —Vamos, nena. ¿Por qué te enfadas tanto? No te entiendo —preguntó, todavía sorprendido,… Seguir leyendo Portazo – Ni una ni ninguna

Tú morirás de un balazo, desgraciada

Delirios

Esta noche ha sido distinta. No he querido esperar. Una ira explosiva superior a la de todas las otras veces se ha apoderado de mí, dejando aparcados el parsimonioso sadismo, el gozo de la tortura y mi mejor amigo el Sr. Bisturí, para incrustarle, entre ceja y ceja, a esa malnacida una bala limada y… Seguir leyendo Tú morirás de un balazo, desgraciada

Princess

Ilustraciones por: Fernanda Suárez

CAPÍTULO 1: Me zampo la Manzana —Toc, toc —escuchan mis oídos al otro lado de la puerta.—¿Quién es?—Soy el Príncipe —responde la voz de un hombre en un tono grave y enigmático.—Vaya, Príncipe, ¿cómo tú por aquí?—Blancanieves, me tienes el corazón robado —ya estamos con los empalagamientos, me digo.—Anda ya, ¿pero qué dices? —suelto para… Seguir leyendo Princess

Invasión consentida

—Dicen que soy frívolo, que me empino enseguida y que solo pienso en colarme dentro de vaginas, y no es cierto —se queja él levemente indignado. —Sé que no es cierto —responde ella comprensiva—. No hagas caso, nene. De mí dicen que solo espero que me arrullen, me llenen toda y que me empapo con… Seguir leyendo Invasión consentida

Pantalones Nuevos

Foto por: Josh Targan

Una noche de primavera… Hoy… Sin nada que me inquiete, sin nadie que me moleste, en el espacio donde me transporto hacia mí misma, al ritmo del Sonido Level tan único, onírico y celestial, abro mi armario y… Esta noche… Los pantalones nuevos. Oh, sí, por supuesto… Me los regalaste hace dos días, solo los… Seguir leyendo Pantalones Nuevos

Un personaje de lo más repulsivo

Foto por: Samantha Sophia

Por aquel entonces yo trabajaba de recepcionista en una empresa muy importante del sector de la publicidad, lo que con el tiempo me quemaría muchísimo. Aunque me encontré con gente realmente maja, a menudo, me veía en la obligación de tratar amablemente a personas que, por el simple hecho de llevar unos pantalones de confección… Seguir leyendo Un personaje de lo más repulsivo

Bienvenida, Seguridad

Delirios

Hoy por la mañana mi alma se ha levantado floja y la Autoestima le ha ordenado: —Venga, levántate, vámonos a dar una vuelta. Mi mente se ha activado por orden directa de mis neuronas recién desperezadas y, tras ingerir mi cuerpo su dosis necesaria de cafeína, mis pies han enfilado calle abajo en dirección al… Seguir leyendo Bienvenida, Seguridad