Tener. Verbo odioso de posesión. Ser dueño de algo. Del latín, tenere.

¿De qué nos sirve tener tanto? ¿De qué nos sirve anhelar tener? ¿Acaso el tener y lo que tenemos nos lo llevamos cuando nos vamos? ¿No es mejor ser o estar? O aún mejor, ¿no vale más vivir, amar o experimentar? ¿Compartir? ¿Conocer? ¿Saber? ¿Viajar?

Sí. Sí lo es, y prácticamente todos, excepto algún despistado que está en el limbo, lo sabemos, PERO… qué desgracia que en este mundo que hemos creado, este sistema en el que vivimos, nos hagan creer que el que no tiene parece que no puede ni ser, ni estar, ni vivir, ni amar, ni experimentar, ni compartir, ni viajar, ni conocer, ni saber absolutamente nada de lo que la vida le ofrece.

Sólo unos pocos disfrutan de ese odioso tener y viven la vida sin pararse a ser, estar, amar, experimentar, compartir, saber, conocer, en definitiva, vivir. Sólo quieren tener, tener y tener y, muchas veces, lo consiguen a base de robar a quien menos tiene, engañar a quien menos sabe,  herir a quien más ama, no compartir con el más da, vetar al que quiere experimentar, traicionar a quien no sabe o conoce, hacer que se vaya el que está, no dejar ser al que quiere ser, en dos palabras, impedir vivir.

Yo prefiero no tener y sí ser, estar, amar, experimentar, saber, conocer, compartir o viajar. Yo quiero vivir.

¿Me lo vais a permitir?

Si te ha gustado, te invito a dejar un comentario, a compartirlo y a expandirme por el mundo. Y, si te apetece, también puedes suscribirte a la página y seguirme en las redes sociales. Sólo tienes que darle a alguno de los botones que aparecen aquí abajo y compartirme o seguirme donde quieras. Si te suscribes, acuérdate de añadirme a tus contactos, si no, es probable que mis e-mails vayan directos a la carpeta de Spam o no te aparezcan nunca en la bandeja de entrada.

Sólo me queda darte las gracias por leerme.

Un saludo.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin
Facebooktwittergoogle_plusinstagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.