—Toc, toc.
—¿Quién es?
—La Bestia.
—Pasa, hombretón.
—Oh, qué bella eres, Bella…
—No soy bella, Bestia, soy salvaje.
—No, Bella, salvaje soy yo, que soy la Bestia.
—¿Qué coño? Bestia, tú eres bello, la belleza está en el interior.
—Soy una Bestia bella y tú una Bella bestia.
—Sí, mi hombretón. Sexual y salvaje. La belleza está en el interior y el gozo en el sexo. Dejémonos de hostias, Bestia bella y salvaje, arráncame la ropa y ruge.
—Voy… ¡Agrrrr!

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin
Facebooktwittergoogle_plusinstagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.