—A un tío no lo vas a cambiar jamás, ¡qué puta manía, coño!

—Pero si tampoco pido tanto.

—No pidas nada. No pretendas cambiar nada. Entérate bien, nena, buscaollas, tontopollas, untaollas, empalagollas, palabrollas, trolaollas, usaollas, pescaollas, enmadrollados o Gentlemen son lo que son, así que más vale que escojas bien, Darling, o vas a pillar cacho y del bueno. Si te topas con un Gentleman, nena, te aconsejo que te agarres bien a él, porque escasean muy, mucho.

—¿Y entonces qué hago?

—¿Pues qué vas a hacer? ¡Si no te gusta, déjalo, joder! Los tíos no cambian.

—¿Ni un poco?

—¡Nada! Como mucho lo fingen. Y luego te la pegan. Además, no quieras hacer que sea quien no es. ¿O es que a ti te gustaría que quisieran hacer que cambiaras tu personalidad?

—No.

—Pues aplícate el cuento, reina flor.

 

GLOSARIO HOMBRES

GENTLEMAN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=OlF115NDfXY

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin
Facebooktwittergoogle_plusinstagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.